Cuéntame de tu sexualidad y te diré que negocio tienes.

Sí, sí. Tal y como lees.

Probablemente esto haya causado un shock en ti porque ¿Qué tendría que ver tu sexualidad con tu negocio? Pero te prometo que no me he vuelto loca.

Hace poco tuve una orgásmica conversación con Lourdes Lobo, médico sexólogo y terapeuta de pareja, en la que pudimos entender cómo y por qué la energía sexual que creas y la forma en la que la usas, te afecta directamente cuando emprendes.

¡Y hoy quiero compartirla contigo!

¿QUÉ ES LA ENERGÍA SEXUAL?

Primero lo primero.

¿De qué hablamos cuando nos referimos a “energía sexual”?

La concepción que solemos tener sobre la sexualidad se reduce generalmente al acto sexual, cuando esto no es más que la punta del iceberg. Vivir la sexualidad junto a otra persona es espectacular, pero no es el principio ni lo es todo.

Para empezar, es necesario entender que los seres humanos somos más que simplemente carne y hueso. Cada uno de nosotros es también ENERGÍA, estemos conscientes o no de ello. Somos seres holísticos.

Entendiendo esto, nos damos cuenta que la sexualidad no puede ser vista nada más como un acto en el que dos cuerpos interactúan, sino que tiene que ver con esa energía que somos, que aunque quizás desconocemos, es la que nos hace ser, hacer y expandirnos. Es la energía de la creación y de la vida que te permite conectar con la divinidad: Dios, el Universo, La luz o esa energía superior en la que crees.

Es una energía poderosa, creadora, que te habita y te contiene
y al conectar con ella, te expande.

¿CÓMO AFECTA LA ENERGÍA SEXUAL A TUS NEGOCIOS Y PROYECTOS?

Pensemos por un momento en lo siguiente: si la energía sexual es capaz de crear nuestras vidas, ¿por qué dudaríamos que esa misma energía que nos permite a ti y a mí estar aquí hoy, sea capaz de crear proyectos, manifestar abundancia o ayudarte a alcanzar cualquier objetivo que estés buscando?

Cuando estás en conexión directa con esta energía que eres y entras en comunión con ella, te permites CREAR y ACCIONAR para dar vida, en todo sentido. Esta energía es la que nos proporciona el entusiasmo, la creatividad y el magnetismo para atraer y alcanzar con mayor facilidad y fluidez nuestros propósitos de vida.

Si por el contrario, estás lejos de conectar con esta energía o sus niveles son muy bajos, de la igual forma se encontrarán tus proyectos o negocios.

Veámoslo mejor con un ejemplo:

En la película llamada Esto es romántico, vemos a una protagonista que está tan desconectada de quién es y de su energía sexual que, siendo arquitecta, se abandona y permite que alguien más presente sus proyectos mientras ella se limita a llevar el café de la oficina. Al finalizar la película, vemos a la misma protagonista siendo una mujer completamente distinta. Ahora está en comunión con la energía creadora  e irradia seguridad, sensualidad y poder.

Y esto es exactamente lo que nos suele suceder. Por algo la sexualidad y el dinero  tienden a ir de la mano en nuestro imaginario colectivo.

Entonces, ¿Qué podemos hacer para activarla?

Activar nuestra energía sexual poderosa y creadora, es mucho más sencillo de lo que imaginas y puedes lograrlo en menos de 10 minutos. Te invito a pasar por el live que hice con Lourdes haciendo click aquí, para que junto a nosotras hagas una meditación/visualización guiada (a partir del minuto 27) con la que aprenderás a activar y mover tu energía.

Te aseguro que si lo integras en tu día a día como un ritual, sentirás cómo hay un antes y un después y estarás lista para dar a luz toda la abundancia y el éxito que esperas en tu emprendimiento.

Ahora que sabes cómo activar esa energía sexual, debes también aprender a cuidarla y mantenerla. Y en este sentido, la alimentación ocupa un lugar fundamental. Parece algo obvio y sin embargo, no siempre le prestamos la atención que merece.  Las frutas, los vegetales, las proteínas y todo lo que tienda a ser orgánico definitivamente te ayudará a cuidar esta energía.

Otra acción que puedes tomar para cuidar esta energía y a expandirla, es integrar la meditación y visualización a tu día a día.  Mantenerte en movimiento también será importante: bailar, hacer ejercicio, hacer yoga o cualquier otra actividad que disfrutes y que lleve a tu cuerpo a moverse. ¡Super importante! para que sea sostenible, asegúrate de elegir una actividad que disfrutes.

Por último, es importante que evites malgastar tu energía con encuentros casuales en demasía, que no te aportan nada. La idea siempre será cultivarla y sublimarla.

Espero que este artículo te haya servido para abrir tu mente y descubrir que la sexualidad es mucho más que un encuentro físico. Tienes en tus manos la energía creadora que puedes usar a tu favor.

Me encantará leerte en los comentarios

Por ahora me despido, deseándote un montón de orgasmos.

Este artículo fue redactado en colaboración con: Sammy Villacís, Coordinadora de atención al cliente.

––

Imágenes: Freepik.es | jcomp, master1305, rawpixel.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *